¿Qué tan seguras son tus contraseñas?

Square

Image courtesy of freebieshutterb at FreeDigitalPhotos.net¿Qué tan seguras son tus contraseñas?

ESET Latinoamérica, empresa que se dedica a la protección de información, realizó una encuesta en la región, descubriendo que el 58% de los usuarios de Internet almacena sus contraseñas en su dispositivo móvil. Es decir, tienen notas con sus contraseñas escritas, o las tienen en correos electrónicos. Así mismo, el 63.1% de los encuestados afirmó alguna vez haber extraviado o sufrido el robo de su teléfono celular. De esta manera, la exposición de su información está más fácilmente al alcance de cualquier persona.

Así mismo, Keeper, empresa para gestión de contraseñas, desarrolló un estudio con 10 millones de contraseñas a través de una variedad de violaciones de datos que se produjo en 2016. La seguridad de las contraseñas a nivel global es, en general, baja. Casi el 17% de las personas tienen como contraseña “123456”. Los operadores de sitios web no se han esforzado para hacer cumplir las mejores prácticas de seguridad de las contraseñas, facilitando las violaciones de datos.

Entre los datos revelados por esta investigación destaca que la lista de las contraseñas utilizadas con más frecuencias ha cambiado poco en los últimos años. Esto significa que los usuarios se limitan a los mismos datos para sus contraseñas. Así, los usuarios no son conscientes de los riesgos que esto implica y no se preocupan por tomar el tiempo o esforzarse para proteger su información.

4 de las 10 contraseñas más utilizadas son de seis caracteres o menos. Este hecho hace las más propensas a ser descifradas. Es importante que los sitios web deberían de solicitar contraseñas más largas en favor de favorecer a la protección de la información. Entre las claves de acceso comunes hay opciones que reflejan un esfuerzo de los usuarios al intentar con patrones menos predecibles como “1q2w3e4r” y “123qwe”. Sin embargo, las secuencias siguen siendo débiles, y solo provocan que descifrarlas les tome un par de segundos más a los crackers.

Las 25 contraseñas más utilizadas representan al 50% de las 10 millones de claves analizadas. Las primeras 10 son: “123456”, “123456789”, “qwerty”, “12345678”, “111111”, “1234567890”, “1234567”, “password”, “123123” y “987654321”. Estas contienen series de números muy sencillos y genéricos, así como palabras obvias. Si cuentas con alguna contraseña igual o similar a estas, lo más recomendable sería que la cambies para evitar problemas futuros, pues son altamente sencillas de descifrar.

Junto a estos resultados Keeper presentó puntos importantes para mejorar la fortaleza de las claves de acceso. Se recomienda utilizar una variedad de caracteres, mezclando entre letras mayúsculas y minúsculas, números y signos especiales pues aumentan la dificultad para ser adivinadas. No se recomienda utilizar palabras simples, incluidas en un diccionario. Los crackers que intentan acceder a cuentas ajenas se basan en las combinaciones más comunes y después revisan con cada palabra del diccionario en tan solo fracciones de segundo.

Crear contraseñas un poco más difíciles de recordar pero también más difíciles de adivinar aportan grandes beneficios de protección a la información. Utilizar algún administrador de claves puede ser una solución para cuidar tus cuentas de un posible hackeo. Así mismo es importante no compartirlas, específicamente por medios electrónicos y de manera escrita. Finalmente, otro de los errores más comunes incluye utilizar la misma para todas las cuentas, lo que facilitaría el acceso a ellas, siendo un acto no recomendado.

Cuidar las claves que utilizas permitirá que haya mayor seguridad en toda tu información. Procura darte un tiempo para revisar si las que utilizas son fuertes y débiles, cambia aquellas sencillas y que tengas mucho tiempo con la misma, y procura no hacerlas predecibles. ¿Consideras importante estar cambiando las contraseñas con frecuencia? ¿Por qué crees que poca gente se preocupa por la seguridad de sus cuentas? ¡Queremos escucharte! Te invitamos a compartir tus opiniones en la sección de comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *